Blog

COMPLEJO DE ELECTRA

Complejo de Electra

Uno de tantos motivos, que no te permiten amarte, y dejar a quien no amas

Hay que ser valiente para darte cuenta, en primer lugar; y luego aceptar que como mujer, elegiste a un padre que te cuidara, y no a alguien que de verdad amaras.

Pasé, como sabrán, por una relación que yo misma busqué, alguien a quien no amaba como a un hombre; sino como a un padre. Darme cuenta y aceptar lo que ocurría, saber que me equivoqué, que era errado, malo, y dañaba a todos, es el primer paso para una vida plena, una mujer de verdad.


Hay que ser valiente para darte cuenta, en primer lugar; y luego aceptar que como mujer, elegiste a un padre que te cuidara, y no a alguien que de verdad amaras.


    Introducción

Para muchas personas que me conocen, quizá se sorprendan, quizá me malinterpreten, o quizá me aplaudirían; pero como siempre desoí lo que me aconsejaron, y aprendí a no dejar que me abatan los comentarios dañinos; sí me agradan las palabras que construyen, aportan y me llevan a SER yo misma; y para lograr SER , debemos sanar, darnos vuelta por completo hacia nuestro interior, para lograr del exterior algo pacífico, genuino y espléndido. Me convertí en alguien que mira a la mujer como el ser que puede lograrlo todo, alguien que ama empoderar a ese sexo, que a veces, se cree nada; pero son muchos los golpes que recibí y por ello no podía captar de dónde nacía o se originaba mi dolor; hasta que busqué muy, pero muy dentro mío, cada uno de los hechos pasados, que habían dejado huellas en mi y me estaban haciendo daño, y estaba dañando.

Quién era Electra?

Partiendo de su nombre, como en todos los casos de trastornos no sanados a tiempo, este es también de origen griego, de la mitología griega; pero quién era Electra entonces?

En la mitología de Grecia, se conoce a Electra como una de las hijas de Agamenón,  quien era el rey de Micenas, y de su esposa Clitemnestra. Era, por tanto, una Atrida, descendiente del rey Atreo, padre de Agamenón y Menelao. En la tradición que conoce Homero su nombre es Laódice (en griego antiguo: Λαοδίκη [Laodikē], ‘la justicia del común’)?.

Su mito gira en torno al plan que urdió junto a su hermano Orestes para vengar el asesinato de su padre y a su amante, dando muerte a quienes lo habían perpetrado: su propia madre Clitemnestra y el amante de esta Egisto.

El personaje de Electra tiene una gran importancia en la literatura y el teatro europeo: da nombre a sendas tragedias de Sófocles y Eurípides, y aparece también en las tragedias de Esquilo, y a partir del renacimiento, es la protagonista o toma parte en el mito principal de varias tragedias, novelas y óperas.

El conflicto con su madre da nombre al «complejo de Electra», término propuesto por el psicólogo Carl Gustav Jung

Qué es el complejo de Electra?

El complejo de Electra, es, según los expertos, cuando las niñas, en algún momento de su etapa de crecimiento, desarrollan una preferencia afectiva hacia su progenitor, desarrollando sentimientos de mayor rivalidad hacia su madre; aman jugar con su progenitor, se sienten atraídas y debilidad por su figura; y es normal para las niñas, entre los 3 y 6 años de edad; cuando empiezan a buscar pasar mas tiempo de calidad con su madre.

Desde la perspectiva del complejo, este estudio hace referencia a la rivalidad existente entre la niña y la madre para ganar la atención y el amor del padre, y desde esta posición vital, la niña observa a su madre como una persona rival; lo cual es como un juego cuando eres niña, y tienes “papitis”, y esto crea un vínculo de oposición.

En algunos casos, como me ocurrió a mi, este conflicto emocional puede prolongarse hasta la etapa adulta, y mostrar un vínculo de constante conflicto con su madre, reflejando una preferencia continua por su padre. Por ejemplo, vive los conflictos de pareja de sus padres como propios y se posiciona siempre en defensa del padre, más allá del contexto.

El padre es una referencia constante en su vida, una brújula de felicidad. De este modo, desde el punto de vista sentimental, las mujeres que no superamos en la infancia el complejo de Electra buscamos en la pareja un prototipo ideal asociado con esa imagen de perfección paterna.

En este contexto, las mujeres con complejo de Electra no resuelto tienen más posibilidades de vivir un amor dependiente y tóxicamente depresivo y corrosivo.

Este complejo, por lo antes expuesto, es algo normal, es sano que exista, y es bello ver como las niñas, al ser pequeñas, buscar a sus padres y enamorarse de su imponente figura. Y es nuestra tarea como madres, yo siendo mamá de una adolescente, de cortar ese enamoramiento dependiente hacia el padre. Lo malo es, cuando esa rivalidad con la madre, el rechazo que siente esa niña por parte de ella, la búsqueda constante de aprobación por parte de su madre, y siempre sentir que ella no la ama; hace que llegue a la etapa adulta, enamorada de la personalidad, la figura de él, y defiende a muerte a su padre lo que la lleva a elegir a alguien que la haga sentir especial, que la defienda, y le preste toda la atención como lo hacía su padre.

Esa mujer adulta se acostumbró a sentirse rechazada por su madre, y siempre apoyada y guiada por su padre; su felicidad dependía y siempre dependerá, de que su padre la haga feliz, siga a su lado; por ello busca lo mismo en la pareja, y depende de ese hombre toda su vida, si no se da cuenta; logrando una relación, altamente dañina, infinitamente tóxica.

Qué efecto tiene sobre una relación de pareja?

Partiendo entonces de esta mitología, te puedo decir que este complejo es amar tanto la figura paterna, como toda niña lo hace; pero el problema surge cuando no cortas a tiempo ese amor, esa fascinación, ese sentir que necesitas su protección y dependes de él para ser feliz, para hacer todo en la vida. Y se manifiesta cuando la niña, luego mujer, siente rechazo por parte de su madre, discute con su madre y jamás se sintió protegida por su figura.

Se dice que la psicología contemporánea no acepta aún este doloroso y dañino complejo, como un trauma real, algo que honestamente lastima, no sólo a la mujer que lo padece, que son millones; sino también, que tiene como resultado, hijos con mucho desamor, y un efecto negativo para la paz, el amor, y el equilibrio del mundo.

Y qué ocurre entonces?

Esta mujer, al llegar a la adultez, sin darse cuenta, busca y encuentra ¿Por qué digo encuentra? Porque por designio universal, en la vida, todos encontramos lo que necesitamos, y está en nosotras analizar, por qué y para qué nos tocó eso. Entonces, al ser adulta, como me ocurrió a mi, encuentras alguien que reemplace esa figura del padre, alguien que la proteja, de quien depende para ser persona, y depende de ese hombre para todo en su vida.

El efecto que tiene esto que me ocurrió a mi, y que ocurre a muchas mujeres en el mundo, es que sientes que esa relación te oprime, te daña por dentro, porque al mantener relaciones sexuales con esa pareja, que reemplaza al padre, se siente como si tuvieras relaciones con él, y causa una sensación de asco contigo misma, y se refleja hacia tu pareja como asco y rechazo hacia su persona; es que eso se percibe desde afuera, los demás, los que te rodean, y hasta él, piensan que es así; y la realidad es que es un dolor interno porque se parece a una violación, te sientes violada porque no tienes el coraje de enfrentarte a él, porque jamás enfrentarías a tu padre porque lo amas, ese mensaje capta tu inconsciente cada vez que tu pareja busca algo natural de toda pareja, mantener una buena rutina sexual.

“Porque quien quiere tener una vida bella, busca todo eso que está dañándola, dentro de si misma. Buscar culpables de todo el dolor que sientes, afuera de tu ser, es jamás aceptar que te estás equivocando, que te equivocaste y que eres una cobarde que sólo daña a los demás y se daña a si misma”

Si no aceptas la realidad, dañas y te dañas.

El formar, y convivir con una pareja teniendo este complejo no curado, porque de nuevo te repito, no miras hacia adentro, y aunque duela la realidad; hay mujeres que jamás se quisieron dar cuenta de ello, como el caso de mis padres; y esa mujer culpa a todo su entorno de su dolor, de su mínima figura, de su falta de alegría cotidiana; y jamás se querrán dar cuenta porque buscan la salida a su dolor, de su inmenso vacío, de su vida perdida, fuera de sí mismas. Volviendo entonces al tema, formar una pareja sin haberte desprendido emocional, física y mentalmente, de ese amor por tu padre; tiene como resultado una vida adulta inmadura, totalmente dependiente de alguien que te brinde la protección de un padre; y eso intoxica y enferma, llena de malas experiencias sexuales, reproches por parte de la pareja; y un desvalor atormentante hacia ti misma; te deprimes, y no sabes por qué, te acostumbras a esquivarle a la insinuación sana de toda pareja por el deseo sexual, buscas sentirte ocupada con muchas otras actividades que te hagan sentirte mujer, como es común llenarse de hijos para evitar el dolor que tienes dentro y rechazar sutilmente a la pareja, porque hay hijos por quienes estar atenta, te llenan el día, te sacan del verdadero dolor.

A menudo, las personas que no han resuelto este complejo, son incapaces de mantener una relación por temor a la intimidad.

Qué rol cumplen los hijos en una relación como esta?

Son la mejor excusa para no ser intimada a mantener una relación sexual, y son distracción para no darse cuenta y aceptar que eso está mal, que hay algo por curar.

Hablando de los hijos; esa mujer vive de esa felicidad pasajera, no deja pasar tanto tiempo, y busca tener otra criatura, la necesita para tapar la verdad dentro, para saberse y aprobarse como mujer. Pero el drama se deviene sobre ella, y las fichas se acomodan en desfavor, cuando los hijos crecen y se marchan del hogar; para más dolor ella no puede tener más hijos a esa edad, y es cuando todo lo que no supo aceptar de su trauma, cae sobre su vida como un balde de agua helada, la deja sin nada, y sigue viviendo en los momentos del pasado, busca una alegría pasajera en imágenes y momentos pasados con su matrimonio y sus hijos; no mira su actual vida, no acepta que algo no curó, y que si bien dañó a muchos, la principal dañada fue ella.

Síntomas de padecer este complejo siendo adulta

  1. De joven te vuelcas a la promiscuidad, aunque no logras dejarte intimar ni amar por nadie
  2. Recuerdas a tu infancia con tu padre como la etapa más feliz de tu vida
  3. Acusa de malvado al padre ausente, por haber fallecido o haberla abandonado
  4. Sentir rechazo y nada de compasión por su madre, culpándola por todo lo que hizo mal, y por haber dañado a su padre. Siente que su madre jamás la amó.
  5. Encuentra ya siendo adulta, una pareja estable con alguien parecido a su padre, o que al menos cumpla con esa función.
  6. Soportar cualquier tipo de violencia doméstica, aceptándola como justa, porque depende emocionalmente de su pareja, por ello debe retenerla.
  7. padece de muy baja autoestima, no tiene amor hacia si misma, necesita aprobación de su pareja para dar el siguiente paso
  8. Si hubieron peleas entre sus padres cuando eran niñas, y aún cuando son adultas, siempre culpan a su madre de la infelicidad del padre

Cómo sanar este complejo y encontrar una pareja sana, que llene tu vida?

Aquí, haré un alto para contarles lo que a mí me ocurrió.

No encontré en ningún sitio, algo o alguien que me dé la solución concreta a este problema que me hundió en el vacío cuando ya tenía dos hijos con su padre; pero sí pude encontrar la solución, buscando, como dije al principio, tener una conexión sana con el universo, transitar una vida feliz sin depender de nadie para serlo.

Por ello primero te daré una lista de consejos y luego te mencionaré el tratamiento necesario que está por fuera de la psicología.

Consejos para ayudarte:

  • Si tu padre te abandonó, o falleció, o accidentalmente ese día en el que partió, no se despidió de ti, y tu sigues rompiéndote por dentro trayéndolo de manera enfermiza a tu presente, es momento de que lo dejes ir en paz; él cumplió su etapa, tu tienes tu etapa, tu vida, y no será él quien la viva por ti
  • No idealices a tu padre, ni a tu madre; ambos, como todos nosotros, son humanos, y como todos, cometemos errores, y está en tus manos aprender a perdonarlos y comprender que ellos actuaron según su instinto y su educación
  • Cuídate y embellécete a ti misma, halaga cada paso nuevo que te atrevas a dar, no esperes aprobación de nadie para ser tu misma.
  • Busca enfrentarte a tu mujer miedosa, la que siempre dependió de tu padre, o de la imagen de él puesta en tu pareja. Pruébate, desafíate a ti misma a dar un paso nuevo; dejando de hacer lo que siempre haces.

Tratamiento para salir de ese doloroso complejo:

El tratamiento más efectivo, y que a mí me brindó la solución, partiendo del supuesto necesario, tu urgencia y necesidad de sanar para ser feliz; es volver al inicio de tu vida, al ramaje familiar que te posiciona como una rama de ese gran árbol familiar que tienes; llegar a comprender todo lo que ocurrió, para así perdonar a quien hay que hacerlo, y sanar con otras técnicas lo que haya que sanar en tu interior.

Sanar tantos años de creencias que te moldearon, es desaprender quien muestras como la tú verdadera ahora, para aprender a SER quien eres de verdad en esencia.

Sé que estás pensando que esto solucionará todos tus dramas, y es cierto; mi prueba es esta, el estar escribiéndote después de una vida de dolor que me llevaron a un día oscuro donde ya no había luz ni camino cierto. Pero no se hace solo por si mismo el tratar con años de equivocación; ha sido probado que cuando empiezas conociendo tú árbol, los resultados los ves de inmediato, y luego no te frenas para dar los siguientes pasos hacia una mujer entera y feliz consigo misma.

No es necesario que hagas todo lo que aquí te enseño, ni que actúes ya tan pronto; pero sé que serás muy valiente cuando comienzas dando el primer paso.

Tampoco te diré que soy tu mejor opción, o la única, porque no lo es, pero sí es necesario que te diga que tu mente inconsciente tiene toda la solución, todos los recursos que necesitas para ser tu misma en cuerpo, mente y alma; y que podemos juntas sacar esos recursos a la luz, trabajar en lo que te hizo tan dependiente y frágil. No te ofreceré mi programa, porque te repito, sabes lo que más te conviene y a quien quieres ver en el futuro cuando te mires al espejo; pero lo que sí te ofreceré, es una sesión a solas conmigo donde te contaré los pasos, analizaremos cada palabra tuya, y te brindaré los pasos a seguir.

Contáctame que sé que será un alivio; y si crees que no estás lista, igual hazme saber tu opinión; amo escuchar y ponerme en tu lugar, en el de ella, en el de todas.

Comparte este post si sabes que alguien lo necesita.

Aquí te dejo la liga al programa para que lo leas, sin compromisos; cada cosa sale si debe salir, cada persona sabe lo que debe hacer.

Y si quieres déjame tus datos, coméntame en el formulario tu situación, y nos ponemos en contacto.

Bendiciones.

Recuerda que eres única, que no dañas cuando dices la verdad, que no amas a quien elegiste como pareja, como se debe amar, que venimos para ser luz, para brillar, que la mujer es quien da amor a través de sus hijos, y que para ello, debe amarse a si misma primero; y que este mundo necesita sanar con más amor de verdad

Quiero conocerte y saber cómo puedo ayudarte

Regístrate para recibir contenido exclusivo y emprender este camino.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

4 comentarios

  1. Hola me llamo Sandra mi pareja tiene una hija de 21 años que tiene bajo mi prisma complejo de electa no acepta nuestra relación ni siquiera conocerme y manipula a su padre cada dos por tres para que vaya a casa y echa a su madre de casa para estar con el como se puede actuar con una adulta y cese su manipulación gracias yo quiero ayudar y no se que pautas seguir y que su padre le dé un alto

    1. Holaa Sandra, el tema es complejo, y a la vez es manejable. Ahí lo que ocurre sólo depende de que el padre le haga ver con criterio sano, y poniéndose en el lugar de la hija, que él como padre tiene derecho a ser feliz ya que no pudo con su madre, y ponerle amorosamente de su parte, un alto, que pinga su paternidad a la vista, que le demuestre que él es adulto y merece ser feliz. Estoy segura que ella siente rechazo por su madre, lo cual él como padre debe cambiar; mostrándole que ella quizá se equivocó, no sé cómo fue yo esa relación, pero el punto es que la chica, entienda que la madre, y ella son mujeres que pueden equivocarse, o encontrar a quien quizá no amen, y no por eso es mala madre; eso se hace para que aprenda de a poco a querer a su madre, o al menos que deje de idealizar al padre y vea que la madre es humana, que se pudo quizá equivocar pero si ella como hija la entiende un poco, verá que como madre ella la acompañará y la querrá más.
      Tu pareja debe actuar con mano dura pero con amor como padre, hacerle entender que son distintos rangos, y que ella también tiene su vida para enamorarse de alguien más, que empiece a mostrar su paternidad, y mostrarle que él es feliz contigo. Así empezará a cambiar de visión hacia su padre. Y debe aprenderlo por su bien, porque sufrirá toda la vida buscando al padre en la pareja que elija, si él no pone un punto amoroso y paciente, reflexivo sobre todo, con sus actitudes
      Te mando lo mejor de mis deseos y luz.
      Bendecida vida Sandra. Todo mejorará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *