Amarse a sí misma Blog

Eres una con el universo

Eres una con el universo 

Somos lo que pensamos, porque lo que en mente tenemos lo esparcimos sin darnos cuenta por medio del universo que habita dentro nuestro.

Era ella, una niña que pasó toda su niñez tratando de hacer sentir bien a los demás, sobre todo a su madre (complacer para encajar, para ser aprobada y amada) siempre en su silencio consigo misma, jamás dejaba de reír delante de ellos; aunque en sus encuentros consigo misma, en soledad, su rostro se empapaba en lágrimas porque no entendía el por qué de sentir el rechazo de los que ella amaba; así pasaron los años y su vida fue cambiando, ya de joven universitaria, su cuerpo había cambiado, no así su método para sentirse apreciada; y por ese motivo, siempre continuó su sufrir. ¿¡Qué!? ¿¡Nadie pudo en ese momento hacerle notar que la busca constante de aceptación, era falta de amor propio!!?? Es como el perro persiguiendo su cola. Se rodeaba de personas que no eran para ella; porque su vida había sido siempre así, buscar la aceptación, sentir qué era ser querida; siguió siendo alguien que no era la verdadera persona que llevaba dentro de su ser; ella de verdad, la auténtica; y como una cosa lleva a la otra, jamás podía captar la verdadera intención de los demás hacia ella… (vivir en la mentira)

Es que se había acostumbrado a dar alegría y servir a todos para encajar, para sentir querer y  protección, pero había olvidado y aplazado a quien era en verdad; por ese motivo se puso en pareja con alguien que la cuidara, que la complaciera como un padre, y en el trayecto sabía que esa pareja no le era afín, no como pareja; pero ella continuó en la relación durante dieciséis años, tubo hijos, dos para ser exacta; los ama con todo su ser; y fue por ellos justamente que un día hizo un alto para hacer retrospección de su vivir; y con un silencio atorado de años por haber soportado una mentira a ella y a una pareja a la que no amaba, dio el paso más importante de su vida.

Aceptar mi responsabilidad sobre mi persona

Buscar el por qué de mi manera de actuar, cómo cambiar y remediar lo que aún se podía, que es mi vida, para así darle a mi hija mayor una enseñanza y curar a la niña interior que aún estaba minimizada y muerta en mi interior. Jamás supe lo que era el amor propio, y en conclusión a ello, no existía confianza en mí misma, y al valor lo conocía por otras personas y sus actos, pero en mi, estaba sosegado.

Soy hoy, una con el universo, porque entendí que soy lo que pienso de mí, que procrastinar de nada sirve, porque la que vivió errada era yo; había que desaprender para comprender quien soy yo, para no continuar siendo lo que los demás son.

Soy lo que me digo de mí, aprendo a diario a llenarme de valor porque hoy sé lo que soy, amo mí manera de ver al mundo, envisiono a diario mí futuro, y no voy a pedir que entiendan los que me conocen, incluido el padre de mis hijos, a la mujer que soy hoy, sólo saber y gritar al mundo que soy una con el universo porque el universo habita dentro de mí, porque pedí perdón al dañar sin querer hacerlo, ya que era consecuencia obvia e inevitable de alguien sin amor propio.

Llenarse de valor es temeroso, quién dijo que era fácil, no lo es. Poder decir ya no te amo, y hacerlo en paz contigo misma, es el primer paso para volar y crear un mundo lleno de mujeres valientes, llenándolo de relaciones verdaderas.

De nada, te lo aseguro, de nada sirve mentir y mentirse porque ambos nacieron para cumplir una misión, ambos nacieron para ser amados célula a célula; continuar por cobardes sólo mata en vida a dos seres que estando separados pueden lograr mucho más.

Ámense para ayudar a que el mundo se inunde de amor verdadero, del bueno.

Somos uno con el universo.

Aprende a dejar a quien no amas sin fallar en el intento, para mostrarle al espejo, a ti, y al mundo, la bella mujer que llevas dentro.

Contáctame que aquí estoy para ti mujer.

Quiero conocerte y saber cómo puedo ayudarte

Regístrate para recibir contenido exclusivo y emprender este camino.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *