Amarse a sí misma Blog

Porque lo vales

Las relaciones humanas , sean pasajeras o no, están para que aprendamos a ser mejores personas.


El miedo, puede ser quien te impulse, o tu verdugo.-


Digamos que quien no cae en la cuenta de que su relación ya no los conduce a nada, ya no te permite crecer, ser alguien, y brillar a diario; es sólo aquel que no soporta la idea de que eso sea distinto, aunque ya sepa que es chato, aburrido, sin intimidad; pero prefiere hacer la vista gorda antes que arriesgarse a siquiera pensar en él sin esa pareja.

Hay muchas causas madre de éste sistema de defensa que a veces tenemos los humanos, la hemos tenido todos alguna vez; ante la sospecha de que algo anda mal preferimos seguir sin ver la verdad; y esto es porque algunas personas, ya sean él o tú mujer, en el fondo y en el silencio rutinario, le temen a la soledad.

¿Por qué le temen?  Porque la mayoría de las personas tienen por herencia familiar, un patrón de dependencia de algún mayor; o por algún dolor en la vida, alguien nos ayudó a sobreponernos del mismo, superamos esa situaciónn un nos aferramos a él y creamos una dependencia emocional (Enric Corbera) y completa sobre esa persona; y es por esta razón que le tenemos a la vida sin esa persona al lado. Pero la vida para ser magnífica y bella, debe tener esa interrelación humana y con todo lo que la vida nos muestra y nos rodea, sin aferramientos, de manera interdependiente… Todos hacemos algo por todos, porque todos en el universo estamos conectados espiritualmente; pero no dependemos del otro para encontrar la belleza de la vida, dependiendo de alguien nos perdemos de tanto, tan sólo por no aprender a soltar, y con ese actuar egoísta dañamos a quien decimos que amamos.

El dolor es de ambos; una es la parte que ya no ama, quien carga con el hecho de no amar a quien está a su lado pero por no hacerle daño, y por temor al cambio sigueie ingiendo amor y así soporta lo indecible, lo que ya no desea; carga con doble pesar, y sus días son noche oscura; y la eterna noche no le alcanza para el diálogo que tiene en su cabeza del cómo decir todo lo que llena sus días de dolor. Y está la otra parte que es quien ama que también está sufriendo porque sabe que no es lo mismo de antes; pero prefiere conformarse con migajas de algo que fue amor, a aceptar que esa relación no tiene presente, y menos un futuro. 

 Cuando una relación está mal, ya no hay intimidad, picardía, risas y complicidad, las personas suelen sospecharlo, incluso se siente la sensación de inquietud en el estómago, porque se da cuenta de que su pareja no está atenta a él o no lo hace de manera que antes lo hacías.

Las mujeres solemos darnos cuenta mucho antes y es cuando comenzamos la rutina dolorosa, y la hacemos ver, mientras que los hombres no ven las señales y se dan cuenta de que la relación terminó cuando en seco y tono desesperado le dices que no lo amas, y  ya tomaste la decisión de dejarlo.

Lo cierto es que a esta vida, todos tenemos una misión por culplir; y la misma sólo la vemos cuando al fin encontramos la paz interior; y el dolor que acumulamos al estar en un ambiente del que sólo queremos escapar, no nos permite vernos integras ni mucho menos encontrar la paz mental para encontrarnos.


Les indiquo los signos que son comidilla diaria en el lugar que hoy comparten, aquí van:

♥Siempre tienes la culpa de su mal humor (cada uno es responsable, no culpable, de lo que nos ocurre)

♥Evitas de cualquier manera tener ya actividades juntos

♥La tristeza llena tus días en relación

♥Muestran interés por otras personas

♥Las prioridades han cambiado

♥El deseo desapareció, y hasta es un calvario si te insinúa algo

♥A veces se pierde la confianza

♥Prefieren pasar el tiempo con amigos

Aparte de todos estos signos, lo más importante es que seamos sensatos y nos preguntemos qué es lo que queremos en realidad. No es saludable conformarnos con una relación que no nos hace felices. Y si es que tenemos miedo de estar solos, deberíamos recordar que la soltería también tiene sus ventajas.

¿Qué hacer si es obvio que ya no hay solución?

  • Lo mejor, si ya vemos que no es lo mismo que antes esa relación, toma un tiempo para preguntarte si merece otra oportunidad, y meditar si verdaderamente estar con él te hace feliz. Por nada del mundo metas a los amigos para consultarles; porque la mayoría los conoce a ambos, o apoyaran a uno de los dos, y créeme que de nada ayuda eso, hasta a veces lo complica todo. Ambos son buenas personas, ambos merecen ser felices.
  • Lo importante es no tomar esto que te ocurre con la relación como el fin de la vida, porque  “la vida es una serie de intentos, y cambios que ayudan a aprender, crecer y a mejorar como personas individuales que somos“.
  • Toma la iniciativa de hablar, de nada sirve dilatar las cosas y si hay posibilidad de solucionarlo, o si definitivamente, lo conveniente es terminar sanamente, para la paz de cada uno, es mejor hablarlo y ya. Se sabe que cuando hay amor el tiempo vuela; y el paso del tiempo hace que el amor muera.
  • No dejes que te manipulen, sobre todo cuando existen hijos de por medio. Recuerda que nadie es imprescindible, somos perfectos aún estando solos. Ni a ti, ni a él le faltan piezas para ser feliz.
  • ¿Estás pasando o atravesaste ya esta situación? ¿Conocés a alguna persona a la que le pase? ¿Cómo lo resolverías?

ROMPER UNA RELACIÓN, CONSEJOS:

No es que sea bello aceptar que quien está a tu lado, ya no te llena el alma, ya no te eriza la piel; ya no puedes siquiera respirar el mismo aire.  No es lindo caer en la cuenta, pero hacer la vista gorda a tal situación, por temor a hablar, te lleva a vivir a diario un calvario, que ambos siendo honestos, pueden evitar. Haciéndonos cargo.

Ante nada, y ante todo, una ruptura no es una guerra, es en todo caso, respeto por el amor que un día hubo; no es la intención de quien siente desde hace tiempo que la relación ya se enfrió, pelear. Aquí no hay buenos o malos; porque quien está tomando la decisión de hablar y cortar todo; casi siempre lleva meses, hasta a veces son años, de un dolor inconmensurable, un calvario emocional que la llevan a una agonía existencial, porque tiene tiempo procesando todo el dolor de no amar ya a su pareja, más el sufrimiento que presupone pasarán con sus hijos, el dolor que le causará a su pareja cuando le diga ya no te amo… Esto la hunde en una agonía eterna, como ya lo menciono en mi libro, que es el  diario de mis últimos años de pareja con el padre de mis hijos.  La persona que decide romper la relación, siente el peso en sus hombros, por sentir que es responsable de los cambios que tendrán sus hijos, los cambios que tendrá ella también desde que se haga efectiva la separación; y por más que maquinemos día y noche en los pros y contras, llega un punto en el que ya no se soporta siquiera respirar el mismo aire, y vives a diario una desesperante lucha interior consigo misma y con lo que acarrea todo el convivir. 


CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR ESTE MOMENTO DE RUPTURA, Y PODER HACER EFECTIVA LA SEPARACIÓN.

  •  NO TE SIENTAS CULPABLE DE TODO LO QUE OCURRE: Lo primero que escucharas de tu pareja, es: Se me acaba la vida si me decís esto ahora; pensá en lo años que la peleamos juntos; los niños van a sufrir; etc… es toda una especie de chantaje emocional, o vulgarmente dicho es un manotazo de ahogado, ya que en su misma desesperación, te dirá mil cosas que si las hace o no, como quitarse la vida; en todo caso es su manera de enfrentar la realidad, y para nada es tu problema porque ya estás cargando con una montaña de dolor y estás solucionando o comenzando a solucionar tu problema. Por ello es que su dolor no puede pesar más que tu decisión que la vienes postergando ya hace rato, y sabes que eso te está matando. Porque ocurrirá el momento en el que dejándote tocar por su dolor, le digas que te tomarás un tiempo para pensar y ver si sigue funcionando, y eso es mentirte y mentirle, es aumentar el dolor en ambos, y a pesar de que el tema y el momento son algo duro para enfrentar; no hay un momento justo para hacerlo, no hay una señal que muchos esperamos, que te aliviará el camino y podrás hablar; créeme que no hay mejor momento que este para hacerlo, porque no hay un momento perfecto; aunque sentimos su dolor, debemos entenderlo, es cierto eso; pero no ceder es la solución; porque la vida tuya es la que peligra, porque tu sonrisa se destiñe a diario, y él con un dolor distinto al  saber que algo ocurre, también lo hace. Romper es hacerse ambos un verdadero regalo de vida, por lo que son y lo que tuvieron.

ESTO TE SERVIRÁ:

  • MERECES UNA VIDA QUE TE HAGA SER Y SENTIRTE INTEGRA: Romper con alguien con quien estaba todo bien y de repente sientes que no va más; a veces es más fácil que ponerle un alto, terminar, cortar, con quien hace rato venían teniendo una relación que no les daba nada, y en la cual tampoco dabas nada, y aún viviendo juntos, han logrado distanciarse tanto que te provoca dolor, a ambos ¿Por qué es más difícil? Es mi caso, y a muchas mujeres les ocurre; es más complicado porque no hay un detonante que sea muy obvio y que te ayude o interfiera en la toma decisión de terminarlo y ya. Pero mereces una vida con amor, con sonrisas cotidianas, con ganas de levantarte cada día y de no querer que los días terminen. Tú eres buena persona, él también lo es. Si has de terminarlo que sea ahora.
  • NO CAMBIES DE PARECER SÓLO POR COMPASIÓN: Seguramente han sido una pareja muy linda, han logrado mil cosas juntos, atravesado mil desafíos; pero nada es excusa para seguir con esa pareja en la que ya no hay lo necesario, amor; y querer continuar por compasión, porque ves su dolor, es mentirle y burlarte de su autonomía, es menospreciar su capacidad de amarse a él mismo. Por ello no sigas mintiendo con darle una oportunidad, es sólo decir, no te amo y ya; no metas excusas porque será aún más grande el dolor de ambos, y es lo que lleva al desquicio de ambos, hasta a veces hiriéndose aún más de lo que ya venían haciéndolo. La honestidad es lo que merece esa persona a la que has amado; y darle vueltas al meollo no te llevará a nada, y terminarán odiandose. 
  • NO SIGAS COMO AMIGOS CON DERECHO, POR PENA: Después de que rompes con él, nuestra empatía nos hace querer seguir una amistad, sabemos que le causamos dolor, y deseamos que esto que ocurre no hubiese pasado jamás, no haberlo dañado; es lo que nos lleva a darle migajas de un querer que no existen, y así lo estamos dañando aún más porque no lo dejamos hacer su duelo, no dejamos que él sepa curar su interior y darse cuenta que si rompiste con él fue un gran favor que a él le permite amarse más y tener una vida que merece como tú. 
  • NO PONGAS JAMÁS LAS PALABRAS “DAME UN TIEMPO”: Es lo que hacemos para evitar el dolor que le causas si dices la verdad, pero es una estafa hacia quien aún te ama, y a quien tú un día amaste, es lo más ruin que podemos hacer. Estás jugando con sus emociones, y es lo peor que puedes hacerle porque la ruptura duele, pero la inestabilidad y el no saber qué pasará, mata. 
  • EL DUELO ES DE AMBOS: Al terminar una relación, ambos estarán con un vacío interior que se irá curando con el tiempo, fueron muchos años de mala o buena costumbre de compañía; por ello es que muchos fracasan porque confunden compañía con amor, y deciden llamarse para no sentirse solos, y aunque en el momento sea divertido, le seguirás creando falsas expectativas a él y te hará a tí más dolor del que tenías antes de llamarlo. No puedes por ningún motivo querer llevar la soledad que estás sintiendo, llamando a quien sabes que sufre porque terminaste con él. Hazte cargo de las decisiones que tomaste, porque sino llenarás de dolor a la otra persona y seguramente no lo merece.

Contáctame si es este un caso que quisieras aprender a resolver.

Porque lo vales: 

“Vuela sin temor a volar que de abrir tus alas es tú verdadero ser quien se encargará”  S,N,L

Quiero conocerte y saber cómo puedo ayudarte

Regístrate para recibir contenido exclusivo y emprender este camino.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *