Amarse a sí misma Blog Recodificar la mente

La belleza y libertad que nos brinda, integrarnos a nuestro linaje familiar

LA FORTALEZA QUE TE BRINDA  EL LINAJE- LA BELLEZA DE  INTEGRARLO

Tener la grandeza de saber y comprender con amor y compasión, que el linaje familiar nos salpica como una cascada, queramos o no; todos nuestros antepasados están arriba y sus huellas emocionales nos rocían de datos y trastos que por ahí no queremos aceptar, y mucho menos limpiar; el integrar eso a nuestro existir, nos brinda la paz, la grandeza, la autonomía y la valía para agradecer sentirnos poderosos, es una manera muy chingona de aceptar a la familia y sus vulnerabilidades,  y así de ese modo permitirnos hacer nuestra vida con nuestro propio albedrío

Al margen de toda esa salpicada de tesoros que nos regalaron, es de necios no aceptar la verdad irrefutable de que no venimos de la nada, no nos crearon con magia instantánea; y el hecho de animarnos a abrazar y conocer todo eso, créeme que te hace poderoso aunque no lo quieras, porque son ellos mismos los que te agradecen haber sentido en tu interior lo mucho que les costó ser y hacer sus vidas en antaño

Les cuento algo; una de las huellas dolorosas que me paralizaban, era el dolor de mi abuela paterna por haber perdido todos los bienes económicos a causa de lo que mi abuelo en su dolor, mal vendía sin escrúpulos sus bienes que eran muchos; eso ocasionó en mi familia, mi padre, el no querer dinero, el pensar que el dinero era sucio que traía problemas a quienes él amaba

Yo recibí ese dolor no sanado como un mandato inconsciente automático, mi herencia no me dejaba en muchos aspectos avanzar, porque no la miraba para abrazarla, comprenderlos, aceptarlos, y sobre todo darme por sabido y sabio, lo que es real: Ellos no son yo, ellos hicieron que yo esté aquí y eso es lo que sí voy a agradecer, y lo doloroso y limitante que me dejaron  simplemente lo íntegro, lo perdono y sigo

La bioneuroemoción, la PNL con su integración de terapias cognitivo conductuales, terapia sistémica, y las constelaciones , nos dilucida cada vez más cómo todo lo que ocurrió en nuestro árbol hasta cuatro generaciones atrás,  se convierte en recursos de nuestro sistema y organización de vida, y lo hacemos sin darnos cuenta; porque nada se pierde, todo se transforma. A veces esos recursos que están en  la memoria celular transmitida con el ADN,  nos ayudan. Por ejemplo, si sé que mis bisabuelos emigraron buscando más estabilidad económica porque eran épocas de guerras y hambrunas a nivel mundial, y aquí en Argentina era el paraíso a explorar y a hacer acentar a la familia y crecer económicamente, eso me dieron a mí como recurso de fortaleza para hacer lo que ellos confiada y segura. Y en la vereda de enfrente, están también los recursos o creencias limitantes, venidas de emociones dolorosas no escuchadas ni sanadas, que también nos salpicaron, por ejemplo: Si la mamá no podía decirle a su esposo, el dolor que sentía y la sensación de violación que su mente le daba, cuando él la penetraba; Ese silencio ante situaciones dolorosas, lo hereda la hija o el hijo y si no lo puedes reconocer, también lo heredarán tus nietos

“lo que es afuera, es adentro» y “lo que es arriba es abajo” eso dice la ley de correspondencia, 

eso nos lleva a vernos, no como cuerpo y nombre actuales, sinó a vernos como continuación espiritual y de huellas celulares, y lo que traemos como mapa de vida trazado, es lo que vamos a encontrar; entonces es muy bello reconocer que nuestro linaje está en nosotros, el reconocerlo nos permite abrazarlo y perdonarlo si duele, lo integramos porque eso nos dió la valía y el existir, y cambiamos lo que no ayuda a avanzar siendo alguien independiente  a la hora de procesar, integrar, perdonar y actuar para avanzar

El inconsciente común colectivo, piensa y actúa, como si fuéramos un ser autónomo y único, un elemento apartado de un sistema, no nos reconocemos un engranaje más de un gran reloj, y eso es lo que no permite a veces darnos cuenta de que actuamos, sentimos, nos movemos en función de dinámicas heredadas, emociones y dolores callados, accidentes o silencios, mentiras, y todo lo que hacemos está en nuestro código genético y las huellas emocionales celulares.

¿Qué me están diciendo?¿Que lo que hicieron mis antepasados hizo que yo decidiera así, o que lo que perdió mi abuela por causas del alcohol y el juego de su marido, hoy me hace rechazar la idea de que cualquiera puede ser millonaria? ¿Cómo voy a creer eso? 

Todo lo que es arriba es abajo, y lo que es adentro es afuera; es algo que baja en cascada y nos toca, a unos de la familia, los salpica más, (eso es afinidad con algún antepasado) y a otros nos pasa por al lado y casi no nos tocan esas gotas de herencia; la manera en cómo “baja y salpica” la información, influye en nuestra realidad presente, y eso es el poder y la obediencia y respeto al linaje familiar

 Oh wow!! Y qué es eso del linaje familiar?

Es el conjunto de todo lo que se vivió y se padeció, con risas, llantos silencios y gritos, con cosas que eran justas y con variadas injusticias; es todo lo que día a día ellos, en cada época, vivieron, y todo va cayendo en cascada sobre los que siguen en los escalones de abajo(nosotros), o visto en un árbol, toda la savia del árbol, viene y nutre desde la raíz a las ramas que lo conforman; nada, nada queda al azar o por casualidad; todo es ofrendas y servicio al linaje, para que nosotros con eso hagamos lo que haya que hacer para ser dignos y enteros.

¿Es necesario mirar el linaje, podar ese árbol, integrarlo sabiamente aceptando que es mío, para vivir y ser plenos?

Digamos que no es necesario, tampoco es para todos el darse cuenta, o el querer enmendar lo pasado y caminar por la vida amando lo que nos heredaron; y por qué no es para todos? Porque como te dije antes, y parafraseando un poco te lo digo aquí; no a todos nos mojan las gotas de la cascada, no a todos nos hace un click en la mente y empezamos a querer parecer en parte, una oveja negra con un pensamiento disruptivo y querer que todo sea un poco más bello y saludable que eso que nos está pasando, siempre repitiendo lo que nos llega

Aunque si no nos integramos, aceptando ese linaje familiar, y lo ensamblamos a nuestro poder mental, si no lo aceptamos y amamos para cambiar lo que no gusta, simplemente repetimos y repetimos lo que hicieron los antepasados(quien no da vuelta la mirada para mirar sus huellas mal marcadas seguirá repitiendo lo que hace hoy y lo que hicieron antes porque no se toma un minuto para repasar, cosas buenas o no tanto se repetirán, se repetirán sin cesar  hasta que alguien diga, ¡basta! ¡aquí pasa algo!! y así dar las gracias por esto pero ahora sigo yo con mi idea basada en la tuya que es lo que a mi me formó, yo sé que lo integro porque es mío, pero decido cambiar para ser distinto y avanzar.

El linaje es un torrente de energías que nos brindaron nuestros padres y a través de ellos nuestros abuelos, y a través de ellos los bisabuelos y tatarabuelos, es una energía de vida, es un torrente hermoso, es la savia que nos nutre, no podemos ser ingenuos al pensar que de la nada salimos y nada nos formó más allá del cuerpo que portamos, porque es pensando de esa manera que repetiremos sin cesar los errores que se cometieron sin querer en el pasado.

El integrarnos a nuestro linaje familiar, nos permite amar la vida y las veredas que hicieron que se juntaran las familias, es dejar de enjuiciar a nuestros ancestros por lo que hicieron o no hicieron, sin percatarnos que si los juzgamos nos juzgamos a nosotros mismos, porque escupimos para arriba nuevamente lo que nos está salpicando. Porque te diré algo; la herencia o el linaje van a estar presentes, es algo que no te puedes rascar ni sacar de encima, van a estar acompañándote toda la vida, entonces si no lo aceptas hermosamente, créeme que repetirás todo lo que hoy juzgas sin parar.

Mirar de dónde venimos, nos hace poderosos e independientes cuando decidimos integrarlo a nosotros y recodificar o reprogramar nuestra vida con creencias y hechos más sanos o dignos de nosotros mismos. Porque todo eso que podamos reconocer y aceptar e integrar de lo que antes sucedió, te permitirá saber qué recursos tienes y qué es lo que no repetirás tu para ser o repetir lo que ellos hicieron y a ti no te agrada

Entonces, sostenidos por ellos, todo fluye más fácil., porque cuando  la fortaleza del linaje familiar se manifiesta y lo reconocemos, aparece lo más protector, lo que nos sostiene en los momentos difíciles, lo que nos completa como personas, y eso nos brinda  la protección y la flexibilidad, la reflexión, nos incita y empuja a la sabiduría de poder  encontrar la propia solución, nos regala libertad, autonomía y, sobre todo el camino amplio y  libre desde donde crear nuestro propio destino

Descodificar, y recodificar, para contarnos una linda narrativa de vida es lo mejor que te puede pasar

Lo primordial es dejar de culpar por culpar a personas que hicieron lo que estaba a su alcance hacer, es dejar de contarnos siempre la misma historia sin hacer nada para cambiarla, para dar lugar a una nueva perspectiva a la mochila que cargamos . ¿Quién no hizo su propia película mental para victimizarnos y culpar a los de atrás para seguir sin hacernos cargo?Yo lo hice, me hice la película de que mi mamá no me quería, que no me prestaba atención y para ella no existía, pero mirando bien mi vida, una vez que integré todo su dolor, me di cuenta que ella sí me atendía, me acompañaba si un suceso doloroso me afectaba en la escuela, y siempre tenía ropa linda que hacía ella misma para que saliera vestida muy bonita, aunque en mi casa había mucha pobreza.

Y llega el punto, en el que algunos, no todos, nos damos por enterados de que la película de mujer víctima ya no nos sirve para nada, nos caemos al vacío completo y es ahí que volvemos a ese linaje para sostenernos de todo lo bello que ellos nos dieron 

Quería una linda pareja y no se dió, veía a mi madre en mi persona, pero seguía sin querer darme cuenta, quería ser millonaria y no me acercaba ni a 100 dólares, pero seguía sin hacer nada por revisar la historia familiar; y así, se escucha decir, pero siempre elijo las personas que me dañan, o, qué mala suerte tengo con el dinero, o es de herencia que soy así y nada lo cambia, no es culpa mía… mil excusas nos damos y hacemos de cuenta que nada pasa, hasta que nos vaciamos de argumentos y decidimos darnos cuenta de que la herencia está adherida a nosotros como la uña del dedo, y que lo que no aceptamos nos está trabando y maniatando ; y de ahí que entendemos que no estamos heredados para repetir, sino que estamos heredados para reprogramar en base a ellos, porque lo que no fue pagado o saldado, o simplemente resuelto en nuestras generaciones pasadas, seguirá repitiéndose hasta que lo integremos y sanemos.

Hay campos de información y huellas celulares, y muchas energías influyendo en nuestras pisadas; porque quizá yo no conocí a mi abuela paterna, ni a mis bisabuelos, pero viendo a mamá y a papá pude saber lo que los hizo así y lo que vivieron mis abuelos; o quizá viendo a mi hija adolscente puedo entender lo que yo hice y viví en la adolescencia, y así entenderla  a ella (tu hijo es tu espejo y somos reflejo de nuestros ancestros). De esta manera es que vamos hackeando y reprogramando la historia de vida que veníamos repitiendo como necios y desmemoriados, y lo logramos haciéndonos preguntas simples ¿Por qué yo soy así? ¿Antes, dónde ví esto? ¿Hace bien esto que hago yo ahora?¿Cómo aprendí esta manera de hacer las cosas? ¿Se parece a algo que se vivió en mi árbol familiar? ¿Qué pasaría si yo cambio esto y logro lo que me propongo? ¿Se pondrían contentos? 

Lo cierto es que al dejar de contarnos siempre la misma historia, hace que cambie nuestra perspectiva de visión, y ya no miramos para afuera para culpar, sino que nos diferenciamos de todo el resto, nos arriesgamos sabiendo que ellos nos sostienen porque quieren vernos triunfar porque ya integramos sus historias y dolencias , y sobre todo porque las aceptamos sin juzgarlas más, y las perdonamos>; por ello es que agradezco que ellos hoy sean mi sostén y los veo parados atrás de mi, mis padre mis abuelos, bisabuelos y tatarabuelos, apoyándome en el cambio que sane e ilumine lo que ellos no pudieron porque no era el momento. Y como se sabe, “el amor siempre fluye y te ayuda a ser grande, pero sí está ordenado ese amor, fluye y ayuda mucho más y mejor”

Entonces, como no podemos volver el tiempo atrás y cambiar lo que sucedió porque eso alteraría la belleza de tu herencia, y te puedo asegurar que no aprenderíamos nada, lo mejor que podemos hacer es integrar, perdonar y avanzar sabiendo que ellos están re felices de lo que estás logrando y lo que piensas lograr. Cuando miramos a nuestro linaje familiar, nuestro bello árbol, con una mirada apacible, comprensiva y dulce, sin querer echar culpas, es cuando dejamos de recibir sus pagarés; ya nadie le deberá nada a nadie, ellos fueron ellos, y tu eres tu, y las cuentas quedaron a cero donde más nos importa, en nuestro corazón, y eso nos llena de gratitud y potencia infinitas.

Agradecer y amar ser parte de mamá y de papá

De mamá tomamos todas sus emociones, las que pudo soltar y las que se guardó; ella es quien nos enseña a cuidar a los demás, nos enseñó a tener capacidades para lo que quisiéramos trabajar, y papá nos muestra la fortaleza y el mantenernos siempre fuertes para encarar hasta lo más difícil; mamá era tierna, papá distante y callado, casi sin risas.

Todos tenemos una historia o película que nos hacemos, alejada de la realidad, de mamá y papá, y a todos nos pasó que preferíamos mirar a uno con mucho aprecio y al otro con distancia y frialdad; y lo que está bueno, y lo que logras al integrar tu linaje; es que empiezas a ver su película de vida con neutralidad, aprendes a no señalar a uno o idealizar al otro. Si seguimos, como me ocurrió a mí, de tratar de manera idílica a papá y con culpas a mamá, lo que puede ocurrir es que las relaciones que elijamos de pareja, no van a funcionar, porque eso que hacía influía en el modo en el que me dirigía, y en cómo  era con mi pareja y con mis hijos. 

Para recibir el apoyo de nuestros ancestros, es muy importante aceptar a nuestros padres, con lo que hicieron mal y con lo que hicieron super bien, aceptar que somos humanos y que como humanos a todos nos identifica el hecho de ser vulnerables, y que todos nos equivocamos.

Aceptarlos, nos permite decirles, en persona o a sus recuerdos: Te tomo por completo papá y te agradezco todo lo que hiciste de mi; te tomo por completa mamá y te agradezco todo lo que hiciste de mÏ; los amo y les agradezco, ya no los juzgo más; están en mi ser y en mi corazón, y eso me ha permitido HOY hacer la vida a mi manera.

Reescribe tu propia historia

Si tu cambias cambia el mundo- Nuestra transformación lo transforma todo alrededor

Nos contamos todo eso que nos faltó, todo eso que no recibimos en demasía; así lo menciona la psicología transaccional, hacemos un mapa mental o película de vida argumentada en todo eso que no recibimos, y para cambiar eso, nos dan una pautas o claves a subsanar.

Espontaneidad: Si nos multaron o castigaron por ser espontáneos cuando éramos niños, hoy no sentimos que tengamos permitido reaccionar con el momento, con el presente, y lo que nos surge; y eso lleva al no goce, nos cuesta disfrutar y sentir felicidad, y por ello es lo más probable que se busquen otras adicciones para poder gozar. Aprendamos de nuevo  a saber que somos humanos y que tenemos permitido ser espontáneos porque así se disfruta la vida y se aprende por sobre todas las cosas

Intimidad: Es saber que podemos contar lo que nos ocurre a los demás y no seremos castigados por hacerlo, si nos reprimieron contar la intimidad, nos lleva a no sentir amor ni por ti ni por los demás en la intimidad. Aprender a amar la intimidad y poder contarla hace que no nos deprimamos

Percepción: Tener tu percepción de la vida sin culpar y aceptando al linaje familiar, nos permite tener claro tres cosas maravillosas: Que pertenecemos a un linaje familiar bellísimo; que nos sentimos agradecidas totalmente por todo lo que nos trajo a ser quienes somos; y que por sobre todas las cosas, tenemos el poder de escribir nuestra propia historia con argumentos y reglas que a nosotros nos hagan sentirnos bien y en paz, amando lo que nos trajo hasta acá. 

Cuando sabes que te sostienen sus fuerzas y sus energías, integrando tu linaje y siendo tu mismo, es cuando ganas lo que quieres porque ahora confías en quién eres. Ellos, tus antepasados, te dan constantemente fuerza porque ya acpetaste sus regalos.

REGALO DE UN EJERCICIO PARA VIVIR EN GRATITUD SABIÉNDOTE SIEMPRE ACOMPAÑADO POR ELLOS

VISUALIZACIÓN PARA RECIBIR LA FUERZA DE TUS ANTEPASADOS
▸ Sentate cómoda, cerrá tus ojos, respira  profundo para estar en el aquí y ahora, en el momento presente.
▸ Visualizá a tu madre a tu lado izquierdo justo detrás de ti. Siente como te da su energía estando a tu lado.
▸ Visualizá a tu padre a tu lado derecho, también justo detrás de ti. Siente como te da su energía estando a tu lado.
▸ Date cuenta de si uno de ellos está más cerca o más lejos de  ti
Toma real consciencia de qué es lo que ocurre en tu cuerpo a nivel de sensaciones, emociones y sentimientos mientras ellos están ahí a tu lado

▸ Mirá a tu mamá y dile «gracias mamá porque sin ti hoy no estaría acá».
▸ Mirá a tu papá y  dile «gracias papá porque sin ti hoy no estaría acá»
▸ Dejá sentir en tu cuerpo cualquier cosa que surja ahora mismo y dale el permiso para estar ahí.

▸ Sentí gratitud hacia tus dos padres. Ambos son igual de importantes para tu existencia. Estás hecho de ellos.
▸ Visualizá a tus abuelos maternos detrás de tu madre y dale las gracias a cada uno de ellos  porque trajeron a tu madre al mundo
▸ Ahora visualizá a tus abuelos paternos detrás de tu padre, y dales  también a cada uno de ellos las «gracias por haberlo traído al mundo.
▸ Siente cómo forman parte de ti, estás también compuesta de ellos.
▸ Ahora podés visualizar detrás de cada uno de ellos a sus dos padres. Y detrás de cada uno de estos, a sus dos padres. Así, de forma infinita, visualizá muchísimos ancestros detrás de ti, son todos ellos los que forman la gran montaña de fortaleza que te hace vibrar y ser completo hoy

▸ Siente cómo todos ellos son parte de tiy están presentes de alguna manera en cualquier cosa que hagas en esta vida. Todos ellos han sido igual de importantes para tu existencia.
▸ Siente el efecto en tu cuerpo de darte cuenta de ello, siente las emociones y corporalidad o sensasiones que te brinda el saber que están constantemente acompañándote en tu andar  . Ahora siente el apoyo de todos esos antepasados. Cómo todos ellos te están pasando la vida que ellos recibieron, te están dando fuerzas

▸ Permitite sentir en tu cuerpo esta fuerza y esta vitalidad, inundándote de ellas.
▸ Después de unos minutos, cuando lo sientas, a tu propio ritmo, abre tus ojos y empeiza a vivir siendo tu.

Namaste.-

Quiero conocerte y saber cómo puedo ayudarte

Regístrate para recibir contenido exclusivo y emprender este camino.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *