Amarse a sí misma Blog

YOGA

YOGA  

SER YOGA NO ES SINÓNIMO DE HACER YOGA

           

 

            “Una cabeza sin cerebro es como un cubo vacío; igual de vacío es ese cuerpo en busca de perfeccionar posturas del yuj- yoga, sin ser, vivir, respirar, y ver al yoga como hilo conductor universal”

                                                                                              -Sonia N. Lucero-

Una casa jamás permanecerá en pie sin firmes cimientos; lo mismo ocurre cuando se hace yoga sin ser yoga. 

Sin la práctica y  autoevaluación constante en nuestro interior, del yama y niyama, que son quienes constituyen y cimientan nuestro más puro carácter, no puede haber yoga, no hay persona armoniosa; ya que el practicar asanas, sin perfeccionar la base, el yama y niyama, es sólo acrobacia pura.

Sin yama y niyama, los ocho miembros del yoga, según los sutras de Patanjali, la práctica diaria y contínua del ser yoga, pasan a ser pura posturas sin valor, puro inhalar y exhalar, sin sentido de purificación; no hay en eso concentración ni meditación, y jamás se llega al samadhi, ya que esa yoga es pura ficción.-

Bueno para quienes no se han familiarizado con algunas de las palabras enunciadas, paso a hacer una breve reseña

Lo que encontrarás hasta el final:

  • ¿Qué es SER YOGA para mí manera de captar mi paso por la tierra con este cuerpo?
  • ¿Quién es Patanjali? 
  • ¿Qué es yama y niyama, y cuáles son los yama y niyamas a llevar como estandarte cuando se vive y se es yoga? ¿Cuáles son los ocho miembros, ramas o estadios del yoga?
  • Meditación con Padmasanbhava y palabras de Rimpoché oídas de los budas
  • Confesión de Sonia

 

¿QUÉ ES SER YOGA?

Ser yoga, para mi es lo mismo que ser espiritual, y no hablo de religiones en abstracto, hablo de sentir la liviandad del cuerpo porque sabes que haces lo que es correcto según los estatutos universales, o los mandamientos, o en este caso los yama de los estadíos del yoga; es mirar mi interior y querer sacar todo aquello oscuro que el caminar por esta vida, me ha ido dejando huellas oscuras, que las siento y las veo, y a las cuales las voy transformando en luz cuando las trato, ser espiritual, ser yoga, es ser esencia pura e hilo conductor entre la pizca de universo que habita en cada uno de nosotros los seres vivos y no vivos, con el universo entero.

La práctica de las asanas sin sentido, sin hablar yoga, vivir yoga, relacionarnos con el yoga, en síntesis, sin ser luz brillante y espiritual, no es yoga, sólo son acrobacias, musculación, ego desmedido, y así se ennegrece el interior, se corta toda unión con lo sutil y lo puro, y ese ser se vacía de esencia y luz.

 

¿Quién es Patanjali?

Patanjali –autor al que se atribuye el primer texto de yoga conservado íntegramente, los Yoga-Sûtra, escrito en torno a 300-400 d.C. nos invita a reflexionar sobre nuestra actitud hacia los demás, aconsejandonos que calibremos las consecuencias que tienen nuestros actos en los que nos rodean y que ejerzamos la honestidad, la prudencia y la moderación en nuestra comunicación con los otros. También valora la confianza, la falta de avaricia, la limpieza, el estudio y la veneración a lo divino.

En su libro, desarrolla un sistema denominado el Óctuple Sendero del yoga “ashtanga yoga” -no confundir con el estilo Ashtanga Vinyasa Yoga de Sri K. Pattabhi Jois (1915-2009)-. Los dos primeros pasos de este camino son los Yama y los Niyama.

 

Patanjali, enumera en sus escritos los yoga sutras, cinco causas creadoras de placer y dolor(klesa), las llamó chitta Vritti

-Avidya (ignorancia y desconocimiento)

-Asmita (el sentido de la individualidad que limita a una persona y la distingue de un grupo, puede ser físico, mental, intelectual o emocional)

-Raga (apego o pasión desmedida)

-Dvesa (aversión o repulsión)

-Abhinivesa (amor o ansia por la vida, asimiento instintivo a la vida del mundo y el goce corporal; temor a ser separado de todo ello por la muerte)

Estas causas de dolor permanecen sumergidas en la mente de quien busca y aspira a ser yoga, ser luz; son como manchas negras que las sientes y te perturban; y hasta que no son concienzudamente controladas y erradicadas, no podrá haber paz para vivir dando pasos firmes y luminosos en el presente.

Cuando la mente se halla en calma, la belleza envidiable a veces que irradia el sí-mismo, aparece reflejada en ella y te lleva a actuar, sentir y ser yoga.

¿Qué es yama y niyama?

Yama y niyama, son dos de los estadíos del yoga, los principales, son como lo dije antes, los cimientos de ser luz ser yoga.

Los estadíos del yoga son ocho; y tan o más importante que el objetivo del yoga, son los medios para obtenerlo, Patanjali los enumeró a estos medios como los ocho miembros, o estadíos del yoga para la búsqueda del alma, y estos son:

  1. Yama (mandamiento de la moral universal)
  2. Niyama (autopurificación por la disciplina) 
  3. Asana (posturas)
  4. Pranayama (control rítmico de la respiración)
  5. Pratyahara (extraer y retirar a la mente del dominio de los sentidos y lo externo)
  6. Dharana (concentración)
  7. Dhyana (meditación)
  8. Samadhi (estado de superconciencia fruto de una profunda meditación, en la que la persona se hace uno con el universo)

 

Sin yama y niyama no hay armonía con el entorno, no hay base fuerte para los demás brazos o miembros del ser yoga, y es por ello que se transforma en codicia de la moda del yoga, en querer hacer la mejor acrobacia externa sin haber ungido al ser interior en la luz del yoga.

Meditación y palabras de Rinpoché transmitidas por los budas

Aprender a meditar llevar la mente de vuelta a casa 

 

LA MENTE EN MEDITACIÓN

Entonces, ¿Qué hemos de «hacer» con la mente durante la meditación? Nada en absoluto. Déjela estar, sencillamente, tal como es. Un maestro describió la meditación como «la mente, suspendida en el espacio, en ninguna parte ».Hay un dicho muy conocido: «La mente es espontáneamente dichosa si no se la fuerza, lo mismo que el agua es por naturaleza transparente y clara si no se la agita». 

Con frecuencia suelo comparar la mente en meditación con un jarro de agua fangosa: cuanto más dejemos el agua sin tocarla ni removerla, más se hundirán hacia el fondo las partículas de tierra, permitiendo esto que resplandezca la claridad natural del agua. 

La naturaleza de la mente es tal que, si la deja usted en su estado natural no adulterado, encontrará por sí misma su verdadera naturaleza, que es dicha y claridad.

Procura, pues, no imponer nada a la mente ni forzarla.

Cuando medites, no has de hacer ningún intento de controlar ni ningún esfuerzo por estar en paz. No se muestre excesivamente solemne ni piense que está participando en un rito especial; abandone incluso la idea de que está meditando. Deje que su cuerpo permanezca como está y su respiración como la encuentre. Imagínese como el cielo, que contiene todo el universo.

 

BELLA MANERA DE LLEVAR LA MENTE A CASA

Para comenzar llevar la mente a casa es dejarla en blanco.

Has escuchado seguramente los mantras, y no hay nada más ungido en luz que el mantra de Padmasanbhava.

Las sílabas del mantra OM AH HUM tienen un significado externo, un significado interno y un significado “secreto”. Sin embargo, en cada uno de estos planos, OM representa el cuerpo, AH el habla, y HUM la mente. Las tres sílabas representan las bendiciones transformadoras del cuerpo, el habla y la mente de todos los budas

Padmasanbhava

Om Ah Hum Vajra Guru Padma Siddhi Hum-  Es el mantra de Gurú Padmasambhava. 

El Buda Amitabha recogió la energía de todos los Budas desde las diez mil direcciones hasta el centro de su corazón y transfirió esta luz pura a una flor de loto en el Lago Danakosha en la tierra de Odiyana. De esta flor de loto nació el inmaculado Padmasambhava.

Las variaciones en la ortografía son:

Om Ah Hum Vajra Guru Padma Siddhi Hum es el mantra de Padmasambhava y las bendiciones que se encuentran en el mantra son múltiples. Hay varios significados de los niveles internos, externos y secretos en los que se puede usar este mantra, por lo que hay muchas formas espirituales de usar el mantra. 

OM es el principio sólido del chakra de la corona.

AH es el principio sólido del chakra de la garganta.

HUM es el principio sólido del chakra del corazón.

VAJRA se refiere a la energía de la mente iluminada; como la luz se rompe en un diamante indestructible o un rayo que atraviesa todo.

GURU significa sabio maestro o maestro.

PADMA significa loto y se refiere a la pureza de la mente iluminada; Símbolo de sabiduría y compasión.

Siddhi se refiere a logros sin precedentes o poderes sobrenaturales.

HUM es la manifestación de la iluminación en el hombre individual.

Si dejas que el mantra trabaje en ti, verás que hay varios aspectos ocultos en el mantra:

Cómo meditar: 

OM AH HUM

¿A quién recurrimos ?: VAJRA GURU

Qué preguntamos: PADMA SIDDHI

A quién le pedimos esto: HUM

De este modo, podemos usar el mantra Om Ah Hum Vajra Guru Padma Siddhi Hum como una súplica hacia Padmasambhava y así dar expresión externa, a lo cual yo lo hago con una melodía bella ya que eso me muestra al mismo gurú frente a mí, al lado de mí y en todo lo que me rodea.

Y de esta bella manera, mientras lo vas cantando o recitando en tu mente, verás aparecer millares de imágenes de Padmasanvahaba en todo lo que tu mente fluye. El significado en castellano sería más o menos:

Oh gran maestro iluminado cuya sabiduría y compasión pueden brillar sobre mí. Bendice mi cuerpo, pensamientos y acciones con tu fuerza y ​​energía y ayúdame a entender como tú. 

Experimenta la unión con Padmasambhava y su propia naturaleza de Buda.

Cultivo de nuestra propia naturaleza búdica, naturaleza divina, o universo.

Visualizar al Guru Padmasambhava nacido en la pureza, flotando en nuestras mentes, es una invocación desde el aspecto iluminado de su propia mente de Buda. OM AH HUM VAJRA GURÚ PADMA SIDDHI HUM Recitando con fe, amor, devoción, compasión y sabiduría, otorgas todos los poderes y cualidades espirituales que tu mente puede contener. 

Como aspecto externo, la recitación constante te acerca a Padmasambhava y su campo de montañas de cobre Buda.

En un aspecto interno, la recitación continua purifica todos sus centros de energía y sistemas de canales y transformará su cuerpo en un campo de Buda.

En cuanto a la conección que logramos con la recitación y meditación

La recitación constante abrirá su mente a la comprensión de que Padmasambhava es usted y que usted es y siempre ha sido Padmasambhava, luz, universo.

Con Amitabha en la parte superior de mi cabeza, alabo la luz trascendente e infinita.

Con Avalokitesvara en mi chakra de la garganta, alabo la compasión más allá de la fijación dualista.

Con Padmasambhava en mi corazón, alabo el arcoíris más allá del tiempo y el espacio.

Que todos los seres alcancen la iluminación a través de las enseñanzas del Buda.

Un poco de historia

El mantra «Vajra Guru» de Padmasambhava – Padmasambhava – Edwin van der Hoeven

Padmasambhava y las enseñanzas budistas de Vajrayana

India y China habían sido naciones budistas durante siglos, pero el Tíbet tenía demasiados oscurecimientos para estar completamente dotado del Dharma. Necesitaban un Buda nirmanakaya con el poder del tiempo y el espacio y la compasión colérica para sacar al Tíbet de su sopor latente. Por lo tanto, la sabiduría de Buda Manjushri se reencarnó como el rey del Tíbet, Trisong Detsun, e invitó a Padmasambhava a establecer allí las muy poderosas enseñanzas del budismo Vajrayana.

Aunque el Gurú Padmasambhava estaba completamente iluminado al nacer, absorbió todas las enseñanzas de Buda en la Tierra y en el espacio y las difundió por India, China, Tíbet, Mongolia, Bután, Nepal, Jang y Hor. Después de someter a las fuerzas hostiles del Tíbet, estableció el mandala cósmico del Monasterio Samye para plantar firmemente todas las enseñanzas del Buda en el Tíbet. Invitó a muchos grandes maestros de India y China a traducir y transmitir allí todo el espectro del budismo. El monasterio de Samye fue construido y consagrado como un mandala sagrado que representa el cosmos con los tres pisos del monasterio que representan las tres grandes naciones budistas de India, China y Tíbet. 

El mismo Rinpoché, escribió sobre sus experiencias con Buda; diciendo que dormía como niño sobre una piedra, con la sonrisa en los labios, y él que lo observaba no podía conciliar el sueño estando aún más cómodo para dormir.

El que alcanza la luz, lleva la mente a casa, duerme como un bebé porque su mente está liberada del dolor del samsara

Entonces qué hacemos cuando meditamos?

Pues no hay que hacer nada, incluso las oleadas de pensamientos que dispara la mente, las dejas pasar como olas en el mar, sin retenerlas ni forzarlas, sólo déjalos fluir.

Meditar y llevar la mente a casa, es tan claro como que si estás orinando, estás orinando, si comes, estás comiendo, todo el ser mente y espíritu en el mismo lugar.

Fuente de Padmasambhava: (libro Tibetano de la vida y de la muerte de Rinpoché)

Confesión Sonia

 

Gracias a querer ser  la verdadera yo, querer ser y tener luz para dar y hacer este mundo más bello, caí un día en la cuenta, de no saber quién era, ví al espejo a alguien que no conocía, alguien que mentía soportando en una relación de pareja que era pura patraña, dolor, mentiras y soportar algo que no quería me transformaba en lo contrario a mi ética, moral o espiritualidad

Cuando comencé a hundirme en el vacío cada vez más profundo, no sé si por esencia propia del ser que cargo en esta vida; quien siempre buscó la luz en todo; es que la misma desazón me condujo a buscar la espiritualidad, la semilla de la verdad, la luz; y fue ahí que dejé en primer instancia, de evadirme y evadir las señales y lo que me tocó en ia vida.

Antes de caer y golpearme, toda la convivencia en años con el padre de mis hijos, buscaba afuera de mí algo que sanara lo que no sabía me ocurría; me conformaba, me enfermaba, buceaba en un periódico libro de mentiras, y quería descubrirme en cosas que no estaban dentro mío; me evitaba y no me daba cuenta.

Así fue que un día conocí el libro tibetano de la vida y de la muerte, y él fue el punto de partida a la realización personal, a autoevaluarme, a descodificar mi mente y mi ser, mi existencia y todo lo que traía en el árbol familiar, para sanar y sanando poco a poco lo que me regalaron como experiencias de vida y herencia que me hizo ser valiente y auténtica.

Muchas definiciones podemos darle a esto que cuento aquí, sobre el yoga, el budismo, y el ser pureza y luz. Algunos sabemos que es energía universal, también se que es divina, otros le llaman los testamentos de Dios, los cristianos ven a Jesús como a Padmasanbahava, también si hablamos de física, es la unión con el doble de luz o doble cuántico. Podemos verlo desde distintas creencias, y en síntesis es lo mismo.

Venimos a la vida corporal siendo luz, para dar luz. Al confundirnos, tropezar, caer, aferrarnos a un amor irreal, nos vamos olvidando de la esencia pura nuestra, de que venimos con una misión, y es ese olvido el que provoca desamor, falta de confianza en uno misma, y da como fruto único, a hijos dañados, maltratados y sin nada de luz, lo que da como resultado un mundo paupérrimo de paz, producto de ese desamor, y no saber ni tener la más remota idea, y mucho menos, ganas, de la mayoría de las personas, de descubrir cuál es su misión en esta encarnación, esta única vida llamándose con ese nombre.

Y fue así que descubrí que el ser, caminar, hablar, pensar y oler yoga, pude lanzarme a volar sin temerle más a nada porque esta vida se me dio para brillar y ayudar a muchas mujeres a que ellas también se lancen a volar para esparcir amor de verdad, luz y paz.

Bendecida eres porque aún puedes lograr ser tu misma, buscar dentro para no padecer más el vacío existencial. 

Aprende a sanar para dejar lo que no es para ti, si no lo dejas te acostumbras a mentir y eso siempre te alejará del Ser tú misma, de la luz, de la verdad de tu misión en ésta vida.

EL SUEÑO QUE ME DESPERTÓ

Historia de un sueño: Anímate a estar contigo (DECÍA LA VOZ EN UN SUEÑO)

Ahí estaba esa voz que me susurraba temerosa, porque como a un niño que se lo calla sin sentido, una vez, ya no quiere volver a dar su punto de vista

Anímate a estar contigo, murmuraba con voz apacible y sabia

Anímate a palpar la verdad que te cubrieron el cuerpo y la mente de escamas, a saborear sin sabotear, quien eres en verdad

A caso te has creído que tus días son infinitos?

Tal vez no te has dado cuenta de la sutileza y fragilidad de esta vida, porque tan solo muestra lo que quieres ver, lo efímero de su esencia

Los recursos así como tus minutos, se escurren entre la resignación y el abandono por lavarte las manos, y te estás alejando de los caminos de tu verdad, tan sólo por esa oxidante comodidad

Anímate, si ya te mostraron la salida, aunque la veas lejos, o quizá su cadena está trabada con un pesado candado; porque la única que tiene el poder de encontrar las llaves y la fuerza para abrirla, está aquí en tu interior, aunque hayas gritado para callar mi dolor

Anímate, sólo hazlo, y verás que de ahí en más, pasarás la película de tu vida, observando a una guerrera, una heroína, tu única aliada de vida

Hoy, anímate a estar contigo.-

Sonia Lucero.-

  Y recuerda mi bella donna

«Cada paso, pensamiento o palabra, son un viaje a algo nuevo,

que lo nuevo lo hagas siempre bueno para ti,

para que el mundo vea tu éxito y tu gran reír»

 

 

 

Quiero conocerte y saber cómo puedo ayudarte

Regístrate para recibir contenido exclusivo y emprender este camino.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *